31 may. 2011

El obrero-consumista

Desde hace un tiempo mucha gente esta comprando cosas como loca. El frenesí de consumo ha capturado a muchos que antes vivían con lo justo. Claro que no son todos pero si una parte, que por lo menos merece nuestra atención. Exagerando para esclarecer hablaremos de los miles que lograron llenarse el estomago y se lanzaron a ver que mas había.

El obrero consumista es un tipo callado en el trabajo. Saluda amable al supervisor y es colaborador cuando de hacer sobretiempo se trata. Tiene una fé ciega en la economía, pero contradictoriamente es temeroso ante cualquier rumor de bancarrota. El joven (o no tanto) no levanta la cabeza para mirar a sus compañeros de trabajo. Se irrita cuando se ponen a hablar y vaguean durante la jornada laboral. Estos mismos hace rato que aprendieron a devolver la cortesía con la etiqueta de forro; de vez en cuando publican sus ideas en las puertas de los baños. Allí describen las preferencias (muchas veces sexuales) del obrero-consumista, de su hermana e inclusive de su madre.

Pero el obrero consumista hace rato que resigno el cariño de sus
compañeros de trabajo y espera sin culpa el día de pago. Sonríe al
mirar el recibo contento de que la liquidación no se haya olvidado de
alguna que otra hora extra.
Está satisfecho pese a la gran parte que se ha ido en concepto de
“retenciones”. Esta palabra volvió iracunda a los oligarcas del campo
pero a él poco lo aquejan. Es parte de su normalidad que una parte de
su salario se esfume hacia un sindicato al cual no apela, una obra
social vaciada y una jubilación que ve muy lejana. Para colmo, después de trabajar algún feriado el operario nota que la Afip instantáneamente se ha aprovechado de su sacrificio. Este hachazo llamado impuesto a las ganancias lo magulla pero lastima. Al rato ya esta diciéndose “que va´ser”, “para ganar hay que perder” o cualquier otra zoncera que justifique su conformismo.
Luego del trabajo el obrero consumista vuelve al ruedo. Entra
al rapipago a pagar las cuentas con el dinero del rapicred. En el
camino una vidriera le magnetiza la mirada. La nueva super prenda
luciendo agigantadamente el escudo de su marca. Andar sin plata es un problema pero sin tarjeta una desgracia. El quía revolea la Visa con su dni sore el mostrador, cierra los ojos y fantasea con lucir un nuevo lienzo.

Mal que le pese la nueva prenda tiene el mismo origen que todos
los productos del rubro textil. Las costuras son de las mismas manos
que suturan las berretadas de la Salada u Once. Confeccionadas en
sótanos donde los talleres clandestinos esclavizan la mano de obra.
Esta ultima es “olvidada” en los tejes y manejes de la distribución de
la riqueza. Termina rezagada al fondo de la sociedad. El ninguneo de
los medios – que prefieren por supuesto al obrero consumista – es tan fuerte que solo logran salir en el noticiero cuando reciben un disparo, ocupan un baldío o simplemente incendian el tren que los dejo varados.
Pero el obrero-consumista esta muy ocupado como para mirar a los
ojos a su familiar desgraciado. Abandona las cajas del comercio
ignorando que ha sido victima de un nuevo asalto llamado IVA. Así como
si nada el 21 % (monto que fijó De La Rua y jamás lo tocaron los K) se
esfuma entremedio de la transacción. De alguna manera ese impuesto se
junta con todas las demás vejaciones para llegar a los baúles de la
sede de gobierno.
El obrero-consumista ignora (o se hace el pelotudo) que en cada
comercio que frecuenta se comete un fraude laboral. El dueño del
comercio ejemplificado se da rápidamente la mano con su pares
empresarios. Se felicitan mutuamente por su contabilidad creativa que
les permite ser siendo evasores. Intercambian consejos sobre practicas
anti sindicales y sueñan con que todo sus empleados sean igual de
mansos y chupamedias que el tipo de obrero en cuestión.
Pero el día se va muriendo y el obrero-consumista llega
finalmente a su hogar. Le responde un mensaje de texto a su madre,
corto como un telegrama y con la seriedad de una carta documento.
Saluda a su esposa que lleva el perfume del cartel que, para su
tristeza, no la transformo en la modelo del mismo. La llevará a
pasear el sábado en su auto cero km. Para su desdicha el automóvil,
que supuestamente le ahorraría horas malgastadas en el transporte
público, fue tan costoso que por un buen tiempo va a tener que estar
encerrado haciendo horas extras.
Así y todo, nuestro personaje intenta hasta donde puede
disfrutar los domingo. Se despide del fin de semana diciéndose a si
mismo que mañana hay que volver al trabajo, si es posible, fresco y
sonriente.


Con este breve artículo no queremos señalar un camino opuesto,
pero imposible, al consumismo. Es decir, esa idea de liberarse de todo
y terminar naufrago en alguna isla del Tigre. Eso seria un absurdo,
aun soportando la vida prehistórica y ser la cena de un insaciable
enjambre de mosquitos, volveríamos a las corridas ante la primer enfermedad grave.
Pero sí queríamos bardear un poco a los mas patronales que ni
bien abandonan la pasividad se vuelven carneros activos. A todos ellos
le deseamos buena suerte cuando tengan que cruzar el piquete y dejamos
por ultimo una simpática advertencia para todos los que – sin
convertirse en un obrero con cabeza empresaria – de vez en cuando
tienen algún que otro arranque. Esperamos espantarlos e invitarlos a
lo opuesto, es decir, a ser obreros con conciencia de clase.

Rampante

13 may. 2011

La próxima estación ardiendo (el fantasma de la acción directa)

Nuevamente varias formaciones ferroviarias fueron incendiadas por
los pasajeros abandonados y sin servicio. La ira dejo un detenido y un mar de sospechas. Para esclarecer este nuevo hecho vandálico vienen ministros del gobierno nacional y también la prensa. Todos ellos se lanzan a reconstruir hechos tan evidentes como cotidianos.

La primera obviedad es el colapso del transito en la Argentina que tiene de rehén a los usuarios. Los trazos caprichosos de las vías de
transporte tienen a millones de personas viajando a lo largo y ancho
por la medialuna del conurbano.
A las avenidas atestadas y la General Paz a paso de rengo, hay que
sumar el garrón de tener que viajar en un vagón que estalla de gente.
Ni los audaces vendedores ambulantes se atreven a deambular entre
semejante compactadora de carne. Imaginen un día en el que gente
resignada a semejante rutina descubre inesperadamente que la precaria
situación ferroviaria ni siquiera puede llevarla de vuelta a su casa, o que pierde el presentismo por unos minutos de hora. Es fácil de entender entonces la principal razón – mucho mas imaginable que admitida – por la cual se desato la locura incendiaria.

Pero las sospechas más simples son dejadas de lado. Empiezan los
discursos sobre “desconocidos” o “instigadores”. ¿Quién estará
detrás de este minucioso atentado contra la seguridad de los
indefensos usuarios? ¿Será una acción de Al Quaeda en venganza por la
“muerte” de su líder? ¿O será un comando del Frente de Izquierda
fanatizado en hacerle el juego a la “derecha”? Los periodistas
debaten estas altaneras hipótesis con un tono de doctorado impecable.
Congelan las filmaciones para redondear a El Instigador o el
sospechoso. Pero mas bien parece que les excede, porque mas que
individuos, lo que resalta es una gran cantidad de gente enardecida. Lo
suficiente como para acompañar una acción, que por lo menos,
considera valida.

Pero si hasta acá venían chamuyando, el mismísimo Aníbal
Fernández se atreve a llegar mas lejos. Según el señor ministro
existe una casualidad entre estos sucesos con el accionar de Pino Solanas. El partido Proyecto Sur estaría en un giro
islamista. Su primer golpe fue en la anterior quema de la estación de
Haedo para promocionar la naciente película de aquel entonces. Una campaña
publicitaria más creativa que las de fideos Luchetti. Pero – según el
creativo ministro – habrían asestado el reciente golpe
desestabilizador con el fin de afianzar a Solanas en las encuestas.
¡Increíble, pero el 80 % de lo citado es cierto ! Por ultimo :
¿Alguien puede creer en serio que el nuevo ensayo de la
centroizquierda – incapaz de pensar de pensar una política mas o menos
atractiva para la veleta clase media porteña - tiene la osadía de
lanzarse a la quema de trenes ?

Dejando de lado la lisérgica kirchnerista hay que remarcar
algunas cuestiones del asunto en cuestión. No reivindicamos el de
andar quemando trenes, que esta muy lejos de apuntar contra los
responsables de esta situación. Peor aún, agredir a un guarda o un
maquinista, no solo es injustificable sino que aleja a los usuarios de
los mejores aliados para lograr viajar dignamente. Sin embargo de
todo este caos violento hay algo – medio confuso y muy entremezclado
– que queremos rescatar.
Para eso tenemos que volver un poco en el tiempo. Hay que ir
hasta el país que hervía después del legendario diciembre del 2001.
En esos días las calles se llenaron de gente que sonaban como la voz
de Cordera en Sr Cobranza. Obligamos a un presidente a huir en helicóptero de la sede de gobierno. Los más jóvenes aguantaban a los piedrazos la represión que dejaba los primeros muertos.
La cosa no quedo ahí. Las señoras y señores ahorristas marchaban
contra los bancos y les destrozaban las vidrieras. Finalmente todas
las sucursales del microcentro lucían chapones de protección llenos de
abolladuras. Por otro lado si una fábrica decidía la quiebra, era
tomada iniciando una experiencia de autogestión obrera.
Gente de diversos orígenes sociales debatía en la vía pública los grandes problemas nacionales. La clase obrera hecha pedazos por el menemismo estaba lejos del corazón del poder, pero participaba de las acciones callejeras que poblaban los días de verano.
Los políticos que habían conducido el país a la ruina no se
animaban a salir de sus madrigueras. Los jueces, la policía, los
ministerios, todo lo que era del régimen tenía olor a podrido.


Si bien Duhalde hizo su parte en el trabajo sucio, el kirchnerismo
tuvo que dedicar gran parte de su atención en combatir al fantasma del
2001. Con el crecimiento económico de fondo pudieron tirar unos pesos
al mar de hambrientos. Cada gesto era mil veces televisado para
insistir sobre las nobles intenciones del naciente presidente.
Tras su figura el barniz para los diputados, jueces, senadores,
ministros y militares. Los nacientes conflictos gremiales traían la
aparición del ministro del trabajo y las tan nombradas paritarias. Así
recreaban la idea de que a través del gobierno y sus miles de brazos se
podrían encauzar sanamente las fricciones de clase.

Pero los que quieren luchar terminan aprendiendo que, si
quieren ganar, hay que pegar duro y donde duele. Ir por el corazón
del enemigo y sin intermediarios, como demostraron recientemente los
choferes de la línea 60. El peligro de esta conclusión es parte del
Abc para los capitalistas que se aguantan a veces perder miles de
dólares con tal de no retroceder en el control y el terror sobre sus operarios.
Este último tiempo Cristina a dedicado una especial atención
en pedir moderación y que a lo sumo protestemos en las veredas.
Mientras el discurso se sucede la justicia se aventura en el
procesamiento de luchadores y la burocracia sindical se saca de encima
a los indeseables.

Disculpen lo largo del rodeo y espero que sepan entender la
falta de precisión sobre casi una década de historia argentina. A todo
esto solo nos falta señalar que después de años de crecimiento hay
millones de trabajadores que nunca entraron en la recuperación económica y el consumo.
Son los que quedaron en el fondo de la bonanza económica y no
tienen muchos modales como para llenar formularios y sentarse a
platicar en escritorios. Salir en tele es para ellos mucho mas
complicado que para los docentes del Pellegrini. Cada irrupción suya
nos recuerda que los postergados del modelo están a la espera de una
mano hermana que los ayude.
Personalmente tuve el gusto de ver una escena que bien puede
graficar esta unión. Fue cuando marchamos a solidarizarnos con los
ocupantes del Indoamericano. Ellos estaban sitiados por la cana y la
gendarmería, el día anterior dos personas habían sido asesinadas.
Tenían caras grises y mostraban desconfianza. Pero fue cambiando
cuando comprendieron el valor del gesto de los trabajadores que
comprometían su ayudar y defensa incondicional.
Esta pequeña postal tenemos que tenerla fresca en la memoria.
El optimismo oficialista contradice la situación que sacude al mundo.
La aparente paz de la republica puede volar por los aires al son de la
economía. Los trabajadores y los pobres tendrán que recuperar el
secreto de la acción directa cuando los Días de Ira lleguen a
Latinoamérica. Cuando esta poderosa unión se realice veremos a los
funcionarios de traje y corbata escabullirse rápidamente entre
cordones de infantería, mientras mueven las tanquetas adelante. Será tarde, por supuesto.

6 may. 2011

Dos, tres, muchos escraches! !Bravo compañeros!


Si los medios no vienen a nosotros, nosotros iremos a los medios. Sobraran escenarios electorales, charlas, besadas de bebes, inauguraciones, y demás momentos valiosos para desplegar nuestro ingenio contra las figuras políticas de los enemigos de los trabajadores.

Miles de escraches; audaces, con contenido político y totalmente provocadores, puede ser la vía para que la juventud del partido intervenga con todo en estos meses de campaña electoral. El Frente de izquierda no va se va a hacer conocido solo. Quizás hayan encontrado un buen lugar para difundir nuestras consignas, nuestras denuncias y nuestro programa.

!Bravo compañeros!. Esperamos ansiosos el próximo golpe.

La redacción

PD: también saludamos la perspicacia de haber puesto el cartel del lado de la mano dura; por si intentaran sacarlo viste.


5 may. 2011

Diccionario Económico (tercera entrega recargada)

Amigos, amigas, bienvenidos nuevamente a este “comparsa económica” que hemos llamado “Diccionario económico de la Real Academia del Conurbano”. Como habrán visto, en escasas 4 semanas de vida nuestro blog ya araña (como el muñeco gallardo) las 4 mil visitas; así que “festejamos” este hecho con un nuevo post.

En los últimos días estalló nuestro correo de lectores; Mucha gente nos pidió que expliquemos que Joraca es eso del “Modelo Nacional y Popular” del que habla el gobierno, así que dedicaremos un par de post para poder dilucidar esta incógnita.
Cuando empezamos a discutir esta nota en el Pólit Buró de este blog, entramos en crisis. Los 3 miembros oficiales del staff, estábamos a priori en contra “del Modelo” de los K, pero al empezar a estudiar con mayor profundidad los números y estadísticas del mismo, nos dimos cuenta que estábamos equivocados. Nuestros amigos del Blog “la noche sin talento es solo oscuridad” quisieron convencernos de que estábamos chapa, de que la “trokosfera” nos iba a matar, pero ya fue. Si quieren pensar que nos borocotizamos, que lo piensen. En fin aquí va nuestra defensa del “Modelo”.

Hace unos días el editorialista de La Nación , Joaquín Morales Sola (con quien hay conversaciones por parte de La Cámpora para sumarlo al equipo, en préstamo por 6 meses cuando se abra el libro de pases en unos meses, para incorporarlo como zaguero por derecha) escribió una nota intrigante y calumniosa sobre el Modelo Kirchnerista, una “impostura”, como diría algún primo nuestro. Nos disponemos a demostrar que sus acusaciones fascistas son falsas.

Escribe J M Sola: “…Néstor Kirchner solía decir que su victorioso modelo se asentaba en cinco columnas inmodificables: superávit fiscal, superávit de la balanza comercial, tipo de cambio competitivo, inflación baja y desendeudamiento. Ahora va quedando muy poco, o casi nada, de todo eso…”. Por mas que te pese Sola (hermano no reconocido de Felipe) Néstor tenia razón! Vamos a explicar y defender alguno de los pilares de este gobierno:

“Modelo de Inclusión”

Claro que es así carajo! La “corpo” cipaya no quiere verlo. Opinamos que jamás hubo un gobierno que haya favorecido más la “Inclusión” como este. Por más que les pese vamos a seguir “Incluyendo” decenas, cientos, miles de militantes de la Campora en cargos públicos. No nos crees, mira:
_ Ottavis: titular del Foncap. Sueldo de $ 12.000. Maneja fondos por $ 10 millones.
_ Cabandié: legislador porteño. Su sueldo y sus contratos suman un total de $ 56 mil.
_ Larroque: subsecretario para la Reforma Institucional. Gana un promedio de 14 mil.
_ Recalde: Titular de Aerolíneas. Gana un sueldo de $ 35 mil.
_ Wado: vicepresidente de Aerolíneas. Con un presupuesto de $ 2.429 millones.
_ Iván Heyn: Directivo de la Corporación Puerto Madero.
A las pruebas nos remitimos. Estos son solos algunos ejemplos, y no solo de “inclusión” sino también de recomposición salarial, de inyección de demanda. Fíjense como les hemos aumentado sus haberes, los cuales rondan los $ 35 mil mensuales.
Además, y por fuera de lo estrictamente “económico”, ningún gobierno ha sido tan “incluyente” como el nuestro. Mientras la oposición se pelea, se fragmenta, nosotros entendemos que hay que forjar lazos, y hay que “incluir” en nuestro elenco gobernante referentes políticos de diferentes tendencias.
Ya hemos “incluido” a Menem, Aldo Rico, etc. Hay conversaciones, por otro, lado con el wing derecho De la Sota ; También se preguntó por el centro campista Reuteman, y finalmente algunos sueñan con incorporar al equipo K al lateral izquierdo “Pino”, aunque como afirman los representantes del mismo, “esto no depende de nosotros, la opción de pase es de los K”.

“Modelo de distribución de la riqueza”

Claro carajo! Es bien sabido que la producción industrial creció 9,7% en 2010, encabezada por el sector automotor y en menor medida por el siderúrgico y el textil. Según datos del Indec el sector
Automotor creció 40,6% en el año, influenciado por la gran demanda brasileña. Por otro lado la ganancia del sector bancario se incrementó un 44 por ciento en los once primeros meses de 2010 respecto al mismo período del año anterior, llegando a 10.521 millones de pesos. Desde 2002 con la devaluación aumentó la rentabilidad en el agro y la industria. Desde ahí en adelante, la ganancia empresaria creció muchísimo. Algunas empresas (Aceitera General Deheza por ejemplo) vieron aumentar sus ganancias hasta 700%. La ganancia sigue hoy un 15% más alta que en la década del ’90.
En realidad no queremos bombardearlo con datos, creemos que esto alcanza. No hubo gobierno como este que haya repartido tanto la riqueza entre los diferentes grupos económicos. A diferencia de los 90 donde los principales ganadores eran solamente las privatizadas, los bancos, las financieras, ahora con los K la riqueza esta mucho mas distribuida, todos los capitalistas se llevan un pedazo de la torta.

“Modelo Competitivo”

Opinamos que jamás hubo un modelo tan competitivo como este.
Hoy por hoy tenemos un 40% de los trabajadores que no se encuentra registrado. Entre los que sí están registrados, hay todo tipo de contrato flexible. Con esto buscan generar “competencia” entre los trabajadores, para poder bajar los salarios y generar “Competitividad” en la economía. Como avanzamos carajo! Esto permite disponer de una presión permanente para aumentar las horas trabajadas, los ritmos, etc. Todo esto genera que, aunque muy desigualmente, el salario promedio de los sectores registrados es hoy similar en términos de poder adquisitivo que el nivel de 2001, pero con mayores niveles de producción y con más tiempo de trabajo.
Conclusión: Luego del cross de derecha que significó para los asalariados la devaluación de 2002 (el salario promedio cayó ese año un 30%) se produjo un evidente aumento de la participación de las ganancias en la torta total. Este modelo, luego de años y años de crecimiento, como dice nuestra presi, ha arrojado por un lado ganancias record para todos los sectores de la economía (lo que explicamos en el punto anterior), y por otro lado un salario similar al del periodo de la hecatombe total del 2001. Incluso el costo salarial hoy se ubica alrededor de un 80 u 85% de su nivel de 2001. Con todo esto se generó un “Modelo competitivo”, que permite la “inclusión social” y la “distribución de la riqueza”, tal cual lo venimos explicando.

Bueno esto da pa largo. Hoy solamente comentamos estos aspectos del modelo pero hay muchos más. No se impacienten, hay mucha tela pa cortar todavía.
Los redactores de este blog nos ponemos a disposición del gobierno para ayudarlos a defender el Modelo contra “ la Corpo”, contra “Los 90” , contra Menem, contra De la Sota , contra el facho de Aldo Rico, Contra Insfran, Contra los sindicalistas vendidos, contra los directivos de Techint, contra los zurdos, contra Los K, contra todos carajo Mientras escribimos esto nos esta llegando una llamada a la redacción de este Blog por parte de un funcionario público que prefirió el anonimato para pedirnos que para la próxima comentemos mejor lo del 82% pa los jubilados “…La gilada no entiende, hablan y hablan al pedo, si les hubiésemos dado el 82% a esos viejos de mierda que no laburan no era justo; Vos pensa que la empresa mas rentable con suerte llega al 20, 30 % de ganancia, pero un 82%, ninguna, no es justo viejo; muy bueno el programa…” . Palabras textuales del funcionario K.
Para que les quede claro, este modelo, lo vamo a defender con uñas y dientes, y con mucho huevo!!

Julio César Toresani